La Dra. Barbara Russell, Jefe, Neonatología, controlando el latido del corazón de un paciente neonatal.
La Dra. Barbara Russell, Jefe, Neonatología, controlando el latido del corazón de un paciente neonatal.
Un bebé en una incubadora.
 

Bronx-Lebanon atiende a una de las poblaciones de más alto riesgo en los Estado Unidos, con una cuota desproporcionada de bebés con bajo peso al nacer en comparación al promedio nacional. Cuando se consideran estos y muchos otros retos que enfrenta el hospital, los logros de la Unidad Neonatal de Cuidados Intensivos son claramente notables. De hecho, la taza de mortalidad neonatal de 2.06 por 1,000 partos con vida durante los últimos cinco años es significativamente más baja que el promedio estadounidense de 4.14.

“Éxito” es la mejor palabra para describir la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales de BronxCare: la unidad logra el éxito al brindar servicios médicos de la mejor calidad y logra el éxito con respecto a los numerosos recién nacidos que regresan cuando ya son adultos jóvenes, solo para agradecerle al personal por haber salvado sus vidas.

Son los bebés más pequeños, muchos de los cuales nacen prematuros y afrontan numerosos problemas médicos. Gracias a la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales de BronxCare, estos bebés ganan la batalla por la vida. A veces, son las pequeñas victorias las que marcan la diferencia. Otras veces son los pacientes más pequeños quienes crean los desafíos más grandes; es en ese momento en que se requiere la acción del equipo de neonatología. Su tasa de sobrevivencia del 99 % al salvar bebés que pesan muy poco al nacer, quizás una libra, es una de las tasas más altas del país. Enfermera registrada y administradora de Enfermería, los enfermeros trabajan en colaboración con los padres brindándoles información, educación y asistencia para recorrer el camino con sus hijos.

En este momento, hay 40 camas en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) que contribuyen a darles el regalo de la vida a más de 600 recién nacidos por año. Estos recién nacidos con un estado de salud delicado también reciben una atención especializada de última generación de parte de enfermeros neonatales altamente calificados.

El Dr. Yves Verna, especialista en neonatología, y Venjay Johnson, enfermero registrado y enfermero practicante de obstetricia/ginecología, supervisando el progreso de un recién nacido.
El Dr. Yves Verna, especialista en neonatología, y Venjay Johnson, enfermero registrado y enfermero practicante de obstetricia/ginecología, supervisando el progreso de un recién nacido.

Una de las tantas historias inspiradoras de neonatología fue el caso de una bebé que pesó menos de 1 libra y media al nacer. Sufría de una enfermedad pulmonar crónica. Por casi seis meses, los miembros del personal de neonatología trataron sus diversos problemas médicos y también asesoraron a la madre de la bebé. Con el tiempo, la bebé llegó a estar lo suficientemente fuerte para recibir el alta. Cinco años después, regresó a la unidad con su madre solo para agradecerle al personal.